domingo

"Titre: Sarcophage dit de la reine Pédauque."

En 1718, Nicolas de Boissonnade convencido de haber encontrado el sarcófago de la "Reyne Pedauco" en la iglesia de la Daurada, presenta una petición formal al "Capitoul" para que sea examinada por expertos. Éstos, hombres serios y competentes, sin describir ni interpretar las escenas de los bajorrelieves, y seguramente bajo la influencia de los ensueños de Boissonnade, dicen ver muy claramente en la parte superior, un "pie de oca" a cada lado de una especie sepulcro levantado.




Autores más modernos han repetido lo mismo. Atrapada también por el ensueño no dudé en viajar hasta Toulouse. ¿El sarcófago de la reina Pedauque? No fue fácil dar con él, no es en absoluto una pieza conocida. Gracias a la conservadora del museo y a las guías apareció, como uno más entre tantos ("no saben lo que tienen aquí", pensé!). Pero en cuanto me acerqué el "ensueño" desapareció... Lo que en 1718 se describió como "patas de oca" son los pliegues de unas cortinas a la derecha y a la izquierda de una tumba. Es un bellísimo sarcófago paleocristiano de finales del siglo IV que describe la multiplicación de los panes y la resurrección de Lázaro, pero no es el de la reina Pedauque...  Aún así en el templo de la Daurada sigue estando su charca. Y en Saint-Cyprien su rincón secreto de "oración".

5 comentarios:

Carlos Hampshire dijo...

Que gusto volver a leer un post, tanto tiempo esperándolo, y tantas ocas cruzando en tanto por mi camino, aunque aquí por México la palabra oca es siempre reemplazada por ganso. Que la espera por el próximo texto no lleve tanto tiempo. Un gran saludo

hiniare dijo...

Hola Patricia, hace poco he encontrado y leído todo tu blog (y también las páginas donde aparecen tus obras). Yo también soy fan del juego de la oca y de los juegos de mesa, quiero conocer más sobre el tema y no es fácil encontrar algo que no sea infantil o banal. Lamentaba pensar que este blog ya estaba interrumpido, la alegría que me ha dado ver una nueva entrada me ha movido a escribirte. Enhorabuena por él y por tu obra, es fascinante. Y espero leer más entradas como ésta sobre la reina Pedauque. ¡Hay tanto por descubrir!
h.

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Dayana dijo...

Hola Patricia,decirte que he visto la ovejita que tienes en la pagina principal y me ha sido familiar...creo que si que entré en tu blog :)) Disculpa es que navego muy rapido y entro en muchas paginas y me lio.

Gracias de nuevo y un abrazo

patadeoca dijo...

Carlos, me alegro de "verte" de nuevo por aquí! Un abrazo.
Hiniare y Dayana... Gracias a vosotras!

...

Maru Diaz dijo...

En algunas representaciones, Perchta tiene dos formas; puede aparecer como una mujer bella, vestida de blanco, o por el contrario como una anciana maléfica. Asimismo, en muchas fuentes antiguas se dice que Perchta (o Bertha en alemán) tiene un solo pie gigante, a veces llamado pie de ganso o pie de cisne. Grimm creía que su extraño pie simbolizaba su capacidad para adoptar formas animales (metamorfosis). También descubrió que existían figuras similares (Bertha con un único y extraño pie) en muchas lenguas («Berhte mit dem fuoze» en alto alemán medio, «Berthe au grand pied» en francés y «Berhta cum magno pede» en latín): «Parece tratarse del pie de una mujer cisne... y al mismo tiempo representa el pie plano de las hilanderas, con el que manejaban el pedal del telar».[8]​

 
Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.